Esquí para niños Dreamland Jardín alpino

El programa del jardín alpino es el ideal para que los niños se inicien en el esquí de una manera lúdica, segura y super divertida.

Tus niños estarán en las mejores manos, expertos profesionales.  El Jardin Alpino de Sierra Nevada es un plan pensado para los más pequeños con una atención esmerada y personalizada donde todos los detalles son contemplados.

 La cabaña, con una amplia zona de juegos en el interior, tiene un comedor y una zona para que los niños puedan descansar. El Parque de Nieve o Jardín de Nieve Dreamland cuenta con 3 alfombras donde las zonas de esquí para los niños están totalmente protegidas.  Se divertiran en su primera y mejor experiencia en el esquí.

Los planes:

día completo de 9:30 a 16:30 horas

medio dia de mañana de 9:30 a 13 horas

medio dia de tarde de 13 a 16:30 horas

Los tres planes están contemplados para que los niños den sus primeros pasos en el esquí. Si algún niño no quisiera esquiar nuestro personal llevará a cabo actividades lúdicas y divertidas dentro y fuera de la cabaña de nieve.

Servicios de comida: no está incluida la comida en los programas de todo el día. Cada niño podrá llevar su propia comida – que no requiera ser calentada – El servicio de comida no es un servicio disponible dentro de los programas de mediodía.

Condiciones

estos programas del jardín alpino es válido para niños de 3 a 10 años sin pañales

Una vez reservado y adquirido el servicio no tendrá derecho a devolución.

imprescindibles:

gafas – guantes – gorro y suficiente abrigo para el niño.

no se admiten niños que tengan enfermedades, fiebre o que haya que administrarle medicamentos.

El servicio exterior en el Jardin alpino está sujeto a las condiciones meteorológicas. En caso de cierre de la estación las actividades se llevarán a cabo en Pradollano. No se realizan devoluciones por cierre de estación o mal tiempo. Hay grupos de iniciación todos los días de la semana. Los niños deben usar casco obligatoriamente. Deberán traerlo junto a sus esquís y botas. Todo el material vendrá marcado con el nombre de los niños. Pérdida o extravío: la empresa no se hará responsable. Todas sus instalaciones están acondicionadas para niños de todas las edades comprendidas dentro de esta descripción con todas las comodidades.

Consulta disponibilidad en info@blancanieve.net 

¡Sé parte de Blanca Nieve!

 Podríamos deciros mil razones por las que Sierra Nevada es el destino perfecto, tanto para aquellos que vienen con amigos como para aquellos que prefieren disfrutar de unos días invernales en familia.  Solo os diremos tres palabras: nieve, diversión y sol. Sierra Nevada es el destino perfecto, tanto para aquellos que vienen con amigos como para aquellos que prefieren disfrutar de unos días invernales en familia. Si sois de los que optáis por venir en familia, os queremos dar algunos consejos para disfrutar de la nieve con lo más pequeños, sobre todo, si es la primera vez que esquían.

¿Qué ropa deben llevar?, ¿a qué edad es recomendable que comiencen a aprender?, ¿es mejor que les enseñe yo o contratar una escuela de esquí?…

Lo principal: ¡haz que se diviertan! Pensar en ir con los pequeños de la casa a pasar unos días en la nieve puede parecer, de primeras, un poco caótico. Sin embargo, es  algo fácil y divertido, si seguimos una serie de recomendaciones. No te precipites, espera mínimo hasta los 3 años. Muchos padres nos preguntan a qué edad es recomendable que sus hijos comiencen a esquiar.

Es cierto que depende mucho de la madurez del niño y que cada pequeño es un mundo, sin embargo, desde la Escuela de Ski & Snowboard Blanca Nieve recomendamos empezar a partir de los 3 años. A esa edad, los niños pueden tener un primer contacto con la nieve ya sea a través de clases particulares con un profesor o disfrutando en un Jardín de Nieve en el que compartirán con más pequeños juegos en la nieve  y al cuidado de monitores. A partir de los 5 años, los niños ya cuentan con el desarrollo suficiente que les permite adaptarse a clases de esquí. A los 3 años los pequeños pueden tener un primer contacto con la nieve a través de clases particulares o disfrutando de un Jardín Infantil, el Jardín alpino de Sierra Nevada.

A partir de los 5 años, ya cuentan con la madurez suficiente para disfrutar de clases en grupo en el jardin alpino. Incúlcales la pasión por el esquí.

El esquí es un deporte divertido y familiar, se transmite de padres a hijos y cada día cuenta con más adeptos. Por ello, te aconsejamos que antes de ir a esquiar, le hables del deporte en casa, a través de videos, libros… que conozcan en qué consiste lo que van a hacer antes de llegar a la Estación. En definitiva… ¡incúlcales tu pasión por el esquí!

Cómodos, calientes y seguros. A la hora de ir a la nieve y de practicar un deporte como el esquí es muy importante el equipamiento. 

Debemos evitar ante todo que los niños sientan frío, dolor de pies, etc. porque si no, es posible que se lleven un mal recuerdo y no quieran volver a esquiar. Desde Blanca Nieve recomendamos vestir al niño con tres capas. Además, debemos inculcarle buenas costumbres en materia de seguridad por lo que es importante no olvidar el uso del casco. No los agobies. Muchos padres quieren que sus hijos aprenden rápido y les meten más presión de la necesaria. ¡Un grave error! Debemos adaptarnos a su ritmo y no intentar que bajen pistas superiores a su nivel. Debemos dejarles que vayan cogiendo poco a poco confianza y experiencia y evitar que pasen un mal rato al verse enfrentados a algo que les supera. Contrata a un buen monitor.

Los primeros pasos en el esquí para los niños deben ser siempre junto a una persona especializada y experta y en una zona segura. 

Así los pequeños estarán más concentrados al no tener la confianza que tienen con alguien de la familia. Además, aprenderán desde un primer momento de manera correcta, sin coger vicios que luego podrían ser difíciles de quitar y de la mano de profesionales que están acostumbrados a tratar con niños y que hacen las clases de esquí amenas y divertidas. «Los primeros pasos en el esquí para los niños deben ser siempre junto a una persona especializada y experta y en una zona segura»

No los canses demasiado. Aunque se estén divirtiendo y quieran más y más, es recomendable no cansarlos demasiado. Además, jamás debes forzar al niño si no quiere continuar ya que si su primera experiencia es desagradable nunca querrá volver. Como en todo deporte, hidrátalos y aliméntalos bien. En todo deporte se necesita hidratación y por ello también en el esquí. 

Además, los pequeños no paran y necesitan por ello mucha más hidratación. Procura siempre llevar bebida encima y algo de comer (barritas, galletas…).